inflacion.es.

inflacion.es.

La inflación subyacente y su impacto en la economía

La inflación subyacente y su impacto en la economía

La inflación es uno de los principales indicadores económicos que se utiliza para medir el aumento del precio de los bienes y servicios en una economía. Cuando se habla de inflación, la mayoría de la gente piensa en la inflación general, que hace referencia a la variación de los precios en todos los sectores de la economía. Sin embargo, existe otro tipo de inflación que es igualmente importante: la inflación subyacente.

La inflación subyacente es un indicador que excluye los precios de los productos que son más volátiles, como los alimentos y los combustibles. En lugar de ello, se centra en el aumento del precio de los bienes y servicios que son menos volátiles y más estables, como los servicios médicos, los servicios financieros y el alquiler de viviendas. La inflación subyacente es útil porque ayuda a los economistas y a los responsables de la política monetaria a entender mejor la verdadera inflación subyacente de la economía, sin verse afectados por cambios a corto plazo en los precios de los productos más volátiles.

¿Cómo se calcula la inflación subyacente?

El cálculo de la inflación subyacente se basa en una serie de índices de precios que se utilizan para medir los precios de los bienes y servicios que se han excluido de la inflación general. Uno de los índices de precios más utilizados para medir la inflación subyacente es el Índice de Precios al Consumidor Subyacente (Core CPI, por sus siglas en inglés), que se utiliza en Estados Unidos. El Core CPI excluye los precios de los alimentos y la energía, que tienden a ser más volátiles, así como otros artículos como los vehículos.

La inflación subyacente también se calcula utilizando otros índices de precios, como el Índice de Precios al Consumidor Armonizado (HICP) en la Unión Europea, o el Índice de Precios al Consumidor Subyacente de Canadá.

¿Por qué es importante la inflación subyacente?

La inflación subyacente es importante por varias razones. En primer lugar, es una buena medida de la verdadera inflación subyacente de la economía. Excluyendo los precios de los productos más volátiles, como los alimentos y la energía, la inflación subyacente proporciona una mejor indicación de la verdadera tasa a largo plazo de la inflación en una economía. Esto ayuda a los responsables de la política monetaria a tomar decisiones más precisas sobre cómo manejar la inflación.

En segundo lugar, la inflación subyacente puede ayudar a prevenir las expectativas de inflación. Si la inflación general parece estar aumentando, los consumidores y las empresas pueden comenzar a ajustar sus expectativas de precios. Esto puede llevar a una espiral inflacionaria, donde los precios siguen subiendo porque todo el mundo espera que sigan subiendo. Sin embargo, si los responsables de la política monetaria pueden demostrar que la inflación subyacente es en realidad baja y estable, esto puede ayudar a reducir las expectativas de inflación y mantener los precios bajo control.

¿Cuál es el impacto de la inflación subyacente en la economía?

La inflación subyacente tiene un impacto significativo en la economía. En primer lugar, puede influir en las decisiones de política monetaria. Si la inflación subyacente es alta, los responsables de la política monetaria pueden ver esto como una señal de que deben aumentar las tasas de interés para desacelerar la inflación. Por otro lado, si la inflación subyacente es baja, esto puede indicar que las tasas de interés pueden permanecer estables o incluso disminuir.

En segundo lugar, la inflación subyacente también puede afectar a los consumidores y las empresas. Si la inflación subyacente es alta, los precios de los bienes y servicios que son menos volátiles tienden a aumentar, lo que puede llevar a un aumento en los costos para los consumidores y las empresas. Por el contrario, si la inflación subyacente es baja, esto puede significar que los precios de los bienes y servicios más estables y predecibles permanecerán relativamente estables, lo que puede ayudar a mantener los costos bajo control.

En conclusión, la inflación subyacente es una medida importante de la verdadera inflación subyacente de una economía. Excluyendo los precios de los productos más volátiles, como los alimentos y la energía, la inflación subyacente proporciona una mejor indicación de la verdadera tasa a largo plazo de la inflación. Esto ayuda a los responsables de la política monetaria a tomar decisiones más precisas sobre cómo manejar la inflación y puede prevenir las expectativas de inflación. La inflación subyacente también puede afectar las decisiones de política monetaria y los consumidores y las empresas. Por lo tanto, es un indicador importante para comprender el estado de la economía y cómo se está desarrollando la inflación.