inflacion.es.

inflacion.es.

Inflación subyacente vs inflación general

Introducción

La inflación es uno de los principales problemas económicos que enfrentan los países de todo el mundo. La inflación puede ser causada por varios factores, como el aumento de los precios de los bienes y servicios, el aumento de la demanda y la oferta limitada. La inflación es especialmente problemática cuando la tasa de inflación es alta y se mantiene durante un período prolongado, lo que puede tener un impacto negativo en la economía y en la vida de las personas. Uno de los conceptos que se utilizan para medir la inflación es el de la inflación general, que mide el aumento de los precios de todos los bienes y servicios en la economía. Sin embargo, también hay otro concepto que se utiliza para medir la inflación, que es la inflación subyacente. En este artículo, discutiremos la diferencia entre la inflación subyacente y la inflación general y su importancia para la economía.

Inflación general

La inflación general se refiere a la tasa de aumento de los precios de todos los bienes y servicios en la economía. La inflación general se mide utilizando el índice de precios al consumidor (IPC), que es un índice que mide los precios de los bienes y servicios que compran los consumidores promedio. El IPC se calcula tomando una muestra de los precios de los bienes y servicios en diferentes ciudades del país y promediando los precios para calcular la tasa de inflación. La inflación general es importante para que los responsables de la política monetaria puedan tomar decisiones sobre la tasa de interés y otras políticas.

Inflación subyacente

La inflación subyacente, por otro lado, es una medida del aumento de los precios de los bienes y servicios excluyendo los productos alimenticios y energéticos que tienden a fluctuar en precio con más frecuencia y en mayor medida que otros productos. La inflación subyacente se utiliza para medir la inflación general a largo plazo y, por lo tanto, se considera una medida más precisa de la inflación subyacente que la inflación general. La inflación subyacente se mide mediante el índice de precios al consumidor excluyendo los precios de los alimentos y la energía.

Diferencias entre la inflación general y la inflación subyacente

Hay algunas diferencias importantes entre la inflación general y la inflación subyacente. La inflación general incluye los precios de todos los bienes y servicios, mientras que la inflación subyacente solo incluye los precios de los bienes y servicios que no varían mucho en precio, es decir, aquellos que no son susceptibles a cambios como el petróleo y los alimentos. La inflación subyacente es una medida más precisa de la inflación que la inflación general, ya que tiende a ser más estable y a reflejar los cambios a largo plazo en los precios de los bienes y servicios. Además, la inflación subyacente es más útil para los responsables de la política monetaria y los inversores, ya que tiende a ser una medida más confiable del aumento de los precios a largo plazo.

Importancia de la inflación subyacente y la inflación general

Tanto la inflación subyacente como la inflación general son importantes para la economía y los responsables de la política económica. La inflación general es importante para evaluar el estado general de la economía y puede señalar una necesidad de política económica. Por otra parte, la inflación subyacente es importante para identificar los cambios de precios a largo plazo y controlar la inflación a largo plazo. Los responsables de la política económica utilizan tanto la inflación subyacente como la inflación general para establecer objetivos de inflación y para tomar decisiones sobre las tasas de interés y otras políticas.

Conclusiones

En resumen, la inflación subyacente y la inflación general son dos medidas importantes utilizadas para evaluar el nivel de inflación en una economía. La inflación general mide el aumento de los precios de todos los bienes y servicios en la economía, mientras que la inflación subyacente mide el aumento de los precios de los bienes y servicios excluyendo los productos alimenticios y energéticos. Ambas medidas son importantes para los responsables de la política económica y los inversores, pero la inflación subyacente se considera una medida más precisa y útil a largo plazo. Es importante para los responsables de la política económica tener en cuenta tanto la inflación subyacente como la inflación general para establecer objetivos de inflación y para tomar decisiones sobre las políticas monetarias y fiscales.